Si hay un sector que ya era primordial pero que en estos tiempos se ha dejado más patente su importancia ese es sin duda, el sector sanitario. La salud es algo de todos y no entiende de economía, decisiones humanas ni aspectos tecnológicos. La salud hay que tenerla siempre cuidada al máximo y debemos poner todos los esfuerzos en ello. Es por eso que hay que pensar y actuar para dotar a nuestro sistema sanitario (a cualquier escala y en toda área) de la mejor tecnología. ¿Cuál es esta tecnología? Sin duda alguna, para la gestión óptima de material es el Rfid lo que nos ofrecerá los mejores resultados.

Rfid en hospitales

Cuando hablamos de tecnología Rfid todos los que la conocemos pensamos en ella para aplicaciones en sectores como retail, industria, alimentación, etc en los que conocemos ya sus beneficios e implantaciones. Pero el Mundo y sobre todo la logística tiene un espectro mucho más amplio que también necesita de soluciones optimizadas para gestión de sus recursos.

Es aquí donde entra en juego el Rfid en uno de los puntos vitales y calientes de nuestra sociedad (tanto en aspectos humanos como económicos y empresariales). El sector sanitario está viviendo sus días de mayor exigencia y necesita todo el sustento que se le pueda dar y del que se le pueda dotar.

En sanidad no hay margen para el error o para solucionar problemas con calma. Hay que ser precisos, concisos y minuciosos. Un error, literalmente, puede ser catastrófico para la sociedad y en estos meses de pandemia lo hemos visto claramente.

Un hospital o cualquier centro dedicado a la salud (clínicas, abastecimiento de medicinas, etc) necesita poder ofrecer una atención personalizada, rápida, precisa y libre de absolutamente ni un mínimo error. Hay que ahorrar tiempo, sumar calidad e ir caso a caso sin que esto incurra en una sobresaturación y por supuesto colapsos de los centros.

¿Cómo se consigue esto? Con tecnología. Las soluciones tecnológicas actuales ayudan a que todo sea mucho más eficaz, ágil y certero y el sector sanidad no solo puede beneficiarse de ello sino que debe hacerlo de forma imperante.

Uno de los problemas más habituales en el sector sanidad es el tratamiento de los medicamentos que de nuevo, un error puede causar incluso la muerte de uno o cientos de pacientes. Garantizar la trazabilidad de los medicamentos es vital y se puede conseguir en menor tiempo y anulando errores gracias a la tecnología Rfid.

Con una “simple” etiqueta Rfid colocada en los medicamentos es posible, mediante un código único, agilizar los trámites de un hospital a la hora de realizar pedidos, inventarios, recetar y suministrar – dosificar a su pacientes estos medicamentos.

Gracias a estas etiquetas se puede comprobar en cualquier momento donde está el medicamento, quién lo ha gestionado, la situación y su estado. La trazabilidad de un producto no es solo cosa de alimentación sino que algo tan delicado como un medicamento puede estar en constante supervisión remota en tiempo real gracias a las etiquetas inteligentes de Rfid.

Rfid y el paciente

Pero además de lo que puede ayudar las etiquetas Rfid en las gestiones de medicamentos, estas también van a proporcionar una mejor transacción con el paciente. A su llegada al centro se le puede dotar con una etiqueta inteligente que incluya un código que al leerse, proporcione en cualquier momento y en todos los dispositivos habilitados, la información necesaria para su tratamiento.

Poder acceder a todos los informes de forma automática, en tiempo real y en cualquier lugar gracias a esta etiqueta facilitará la gestión del paciente pero también puede ayudar a tomar una decisión rápida apoyada en datos fidedignos en un momento comprometido.

Sin duda alguna, la tecnología Rfid ayuda y mucho a un sector primordial y esencial como el sanitario. Hacer que todo sea más rápido, ágil y eficaz puede y de hecho lo hace, salvar muchas vidas. Cualquier centro de atención sanitaria y empresa de la industria puede beneficiarse de esta tecnología. Nuestro departamento técnico podrá orientarle sobre las ventajas y aplicaciones de la tecnología Rfid en el sector.