A pesar de la situación, tenemos todos, que seguir consumiendo al menos, productos de primera necesidad. Con el paso de los días y las semanas de confinamiento, la primera necesidad se extiende y amplía porque empezamos a tener que amoldar todos nuestros hábitos a esta nueva situación.

Las tiendas empiezan a retomar su actividad aunque sea en formato online – entrega a domicilio y no solo porque hay que mantener los negocios sino porque estar confinados no significa dejar de vivir ni de hacer aquello que nos gusta / necesitamos. De hecho, si queremos soportar esta situación, tenemos que hacer aquello que nos haga continuar estando alegres.

Por lo tanto, si hay un nicho de negocio que se ha visto potenciado y que lo hará más de aquí en adelante por los cambios a los que nos vamos a enfrentar en la forma de vivir a partir de ahora es la de la venta online y entrega a domicilio.

Esto va a implicar que las tiendas hagan importantes modificaciones en su forma de trabajar y de vender. Pero sobre todo, las empresas de reparto y mensajería tendrán también que analizar sus capacidades actuales y tomar decisiones trascendentales para acometer todo el volumen de trabajo que les viene ya (que por otro lado es una suerte) y además, hacerlo bajo las medidas de seguridad – sanidad necesarias.

La velocidad, la operatividad y la eficacia serán claves en el trabajo diario de repartidores y mensajerías. Las tiendas ahora dependerán para generar una excelente experiencia de usuario de cómo las empresas de reparto realicen su parte de la transacción y estas, las empresas de reparto, deben ser las primeras en dar un servicio óptimo y de calidad.

¿Cómo mejorar el servicio y en su defecto el trabajo de una empresa de reparto?

Herramientas. Lo fundamental es dotar a tu empresa y al equipo de las herramientas necesarias para realizar sus tareas con la mayor eficacia posible. Pretender hacer más trabajo, más rápido y más eficaz con las mismas herramientas que antes que ya de por sí se estaban quedando obsoletas, no es ni de lejos, la solución.

Un repartidor que tiene que acometer más entregas en el mismo periodo de tiempo y además manteniendo más medidas de seguridad, necesita de un equipo actualizado y que le permita optimizar cada minuto de su día.

Un repartidor tendrá que tener a su alcance, en su medio de transporte (coche, furgoneta, moto) una oficina portátil con la que transmitir en tiempo real toda la información de la mercancía y la entrega a su central y de ahí, esta, al usuario final y al cliente directo (que será la marca o la tienda que emite el envío).

Tener a su alcance, a la del repartidor, un dispositivo versátil, actualizado, cómodo, fácil y rápido para la gestión logística en el transporte es fundamental y vital ahora más que nunca. No se puede perder – extraviar un paquete. No se puede cometer errores en las entregas y cada minuto cuenta. El estrés, si ya antes era un añadido, ahora será un compañero de viaje constante por tener que hacer el trabajo con calidad y además, con cuidado para evitar aún más la propagación de un virus que nos ha cambiado la vida a todos.

Visibilidad móvil: la herramienta imprescindible para los repartidores

La visibilidad móvil es la herramienta que todos los repartidores y empleados de logística en ruta y punto de entrega necesitan. Con ella conseguirán importantes beneficios en el desempeño de sus funciones y tareas diarias:

  • Manejo de más envíos en el mismo periodo de tiempo.
  • Mejora de la planificación de la carga y los itinerarios.
  • Disminución y eliminación de las incidencias.
  • Agilizar la relación entre el personal de envíos y los conductores.

Las soluciones inalámbricas en tiempo real que ofrecemos a nuestros clientes en JSV están preparadas para trabajar con completa autonomía en remoto y ofrecer un servicio optimizado y completo. Son estas herramientas las que ofrecen un punto diferenciador para nuestros clientes y su forma de trabajar.