Durante este fin de semana y tras el anuncio del Gobierno de la obligación de cierre de toda aquella empresa que no se dedique a una actividad de primera necesidad se han sucedido las preguntas y comentarios al respecto. Todo ha estado en suspense hasta la publicación la pasada noche del Real Decreto 10/2020 en el Boletín Oficial del Estado (B.O.E).

Por esta nueva medida y según publicado, todos aquellos trabajadores que no desarrollen sus tareas en empresas / actividades “no esenciales” y no estén teletrabajando tendrán que quedarse en casa durante las próximas dos semanas (hasta el 9 de abril de 2020 si no hay una nueva notificación al respecto).

¿Cuáles son realmente las actividades consideradas como esenciales?

El Real Decreto lo especifica y si lo leemos atentamente, veremos que son todas aquellas actividades destinadas a la gestión de la vida diaria de los ciudadanos así como a todas las actividades sanitarias necesarias en estos momentos.

Así pues las actividades consideradas como esenciales y que aparecen en el citado Real Decreto que se puede consultar al completo aquí, son tales como las de abastecimiento, alimentación, sanidad, suministros básicos (combustibles por ejemplo, gasolineras), Cuerpos de Seguridad del Estado (policía, fuerzas armadas…), servicios funerarios, actividades administrativas (asesorías, notarías, gestoras), medios de comunicación…

Logística, actividad de primera necesidad

Pero, ¿y qué pasa con la logística? ¿Por qué no aparece en el Real Decreto? No aparece explícitamente como tal pero sí está incluida en cada una de las actividades descritas y es que las logística es una parte fundamental y esencial (nunca mejor dicho) para que el resto de actividades económicas y de trabajo funcionen.

La alimentación no puede avanzar ni trabajar sin un excelente desarrollo de la logística que va a asegurar el abastecimiento de los mercados y locales de venta al cliente final. La sanidad quedaría paralizada si no pudiesen recibir los materiales tan necesarios y que nuestros médicos pero también pacientes requieren en su día a día (no solo las mascarillas, guantes, respiradores sino la medicación habitual de enfermos de todo el país que van a su farmacia para poder abastecerse de sus medicinas. Sin ellas, el colapso sanitario seria muchísimo peor y más grave.

Por lo tanto, la logística es una actividad de primera necesidad y considerada como esencial. Y de ahí todas las empresas que den soporte a las que incluyan alguna tarea logística entre sus diarias. Sin logística un país no puede funcionar. Ya sea a nivel público, privado o intervenido por el ejército (como estamos viendo para determinadas áreas y necesidades), la logística debe estar siempre a pleno rendimiento incluso más cuando es en circunstancias excepcionales.

Una bajada de producción, un error sin identificar o una fuga de productividad en una línea logística en estos días en bienes esenciales puede ser fatal para la ciudadanía. Desde JSV llevamos más de 25 años trabajando para proporcionar las mejores soluciones logísticas a todo tipo de empresas a nivel internacional. Parar en estos momentos no es una opción porque dejaríamos sin soporte a todos nuestros clientes habituales así como a los que aún no lo son pero requieren de una solución rápida y efectiva para sus plantas. Seguir trabajando ya no es solo nuestro deseo sino una obligación para dar si cabe, mejor soporte y atención a todos.