Tecnologías como blockchain e inteligencia artificial trabajan aunadas en pro de la evolución y digitalización del sector logístico. Un área que como hemos visto en los últimos tiempos es de suma importancia y relevancia para no solo el entramado empresarial sino para el día a día de la vida cotidiana. Pasar de tiempos analógicos y offline a un entorno digitalizado, moderno y actual es imprescindible para garantizar resultados óptimos en la gestión logística. ¿Cómo podemos poner a funcionar el blockchain a favor de la logística?

Blockchain en estado puro

Los inicios y las bases de blockchain están ligados al entorno de las finanzas puesto que es una tecnología que sirvió como soporte para productos financieros 100% digitales como el bitcoin u otras criptomonedas. Una tecnología que trabaja, como su propio nombre indica, en una cadena de bloques que sirve para codificar la información permitiendo el intercambio de información sosteniendo así la estructura de forma sólida y segura.

En resumen y sin tecnicismos, el blockchain es una “gigantesca base de datos en que la información no está almacenada en un único servidor sino que está distribuida en miles de ordenadores (nodos)”. De este modo, cada ordenador tiene una copia exacta de la información existente que van subiendo al sistema y queda registrado cada movimiento, cada operación teniendo así una red de información interconectada, colaborativa y descentralizada.

Sistema seguro, sólido y confiable

Si algo caracteriza al sistema digital blockchain son tres pilares fundamentales (transparencia, solidez, confianza) que proporcionan y apuntalan sus características mejor valoradas. Blockchain aporta, sin lugar a dudas:

Transparencia: todo, absolutamente todo lo que ocurre dentro y sobre blockchain, queda registrado y se puede seguir el rastro sin ningún tipo de problema. Todos los participantes tienen acceso a la información existente y al funcionamiento de la misma.

Solidez: que sea un sistema sólido es imprescindible para soportar determinadas acciones y actividades y por eso blockchain es tan valorado. Este sistema no permite ni tolera modificaciones “a posteriori” lo que significa que podrás incluir información en cualquier momento pero no modificar ni tocar lo anterior. Esto asegura que nada es modificable. Además, no hay una figura por encima del resto que gestione y fiscalice todo sino que cada integrante actúa como “notario” de todas y cada una de las transacciones que se realizan.

Confianza: si algo es este sistema es confiable ya que es transparente. Todos comparten información y todos pueden comprobar su fiabilidad y veracidad de los datos. Esto es lo que más confianza puede aportar a un sistema.

¿Cómo puede beneficiarse la gestión logística del blockchain?

Cuando un sistema es sólido, confiable y estable es digno de ser implantado en diferentes áreas de negocio. Este es el caso de blockchain y la gestión logística. Esta última, la logística, está sufriendo o mejor dicho, viviendo, un cambio sin igual en los últimos tiempos pasando de un entorno totalmente offline a otro en el que lo digital y lo online prima. Y es que se necesita rapidez, fiabilidad y otra serie de cualidades para que la logística funcione al 200% que solo las herramientas digitales y soportes como el blockchain puede aportar.

Su eficacia, la del blockchain ya es indiscutible a pesar de su poco recorrido en cuanto a tiempo y su corta y relativa existencia. De ahí que empresas logísticas de todo el mundo estén apostando por incluir esta tecnología en la gestión de sus áreas y de transporte y movimiento de mercancías. Si hay una intervención del uso de redes, el blockchain tiene sentido por lo que es totalmente integrable en logística permitiendo la realización de contratos inteligentes y registro de información en tiempo real con almacenamiento seguro, confiable y no modificable. Aporta un registro inalterable con un amplio abanico de aplicaciones de los que sin duda, cualquier empresa con gestión logística puede beneficiarse.

Blockchain y transporte terrestre

El transporte terrestre es totalmente imprescindible y más después de los últimos acontecimientos que hemos vivido en el sector (bloqueo de Canal de Suez por ejemplo). Si algo tiene de positivo este tipo de transporte es que genera unos vínculos y redes sólidos sin necesidad de intermediarios. Algo que es único y totalmente compatible con el blockchain.

Esta alianza ayuda a generar espacios virtuales y plataformas seguras cuando un transportista envía encargos directos a los cargadores. Así, es mucho más sencillo gestionar cargas en cualquier lugar y punto del Mundo sin que nadie más interfiera en la transacción.

Además, hay un añadido en este campo logístico que el blockchain soluciona y es que gracias a los “Smart contacts” se reducen el riesgo de impagos y morosidad. Algo realmente útil y a tener muy en cuenta.

Blockchain y transitarios

Otro de los puntos de aplicación de blockchain en logística son sin duda alguna, los transitarios. Cuando trabajamos en áreas de comercio internacional gestionamos un amplio grupo de contactos y agentes externos, blockchain nos va a proporcionar generar una red segura para que cualquier parte implicada en la cadena logística opere con tranquilidad y confianza.

Cuando existan en este ámbito documentos electrónicos, gracias a blockchain se hará la autentificación digital al instante sin que haya un tercero (ahora imprescindible) para su verificación y certificación. Ahora el papel ya no será necesario y todo quedaría digitalizado de forma segura y confiable. Los errores serán mínimos, las comunicaciones más fiables y fluidas y los trámites, mucho menos. La base de datos y la fuente de origen es sólida, compartida y totalmente fiable, características imprescindibles para que todo funcione mejor con mayor seguridad.

Blockchain y trazabilidad

Por último pero no menos importante en la gestión logística, la trazabilidad es un área que hay que tener totalmente controlada y bien organizada. Monitorizar en todo momento donde está nuestra mercancía es algo que se solucionará gracias al blockchain a través de una huella digital inalterable, personalizada y exclusiva que estará involucrada en cada partida y que identificará a cada participante.

El blockchain vino para quedarse y es algo que debemos incorporar a la gestión logística y así poder beneficiarnos de sus características. En JSV trabajamos para ello y dotamos a tus proyectos de todo lo necesario para que funcione.